Accidente de un «autobús de cuarentena» con 27 muertos en el suroeste de China


Actualizado

El vehículo trasladaba a los pasajeros a un centro de aislamiento Guizhou, al suroeste del país

Ciudadanos con mascarillas, en Shanghai.
Ciudadanos con mascarillas, en Shanghai.ALEX PLAVEVSKIEFE
  • Pandemia La factura de la política Covid cero en China: 54 millones de personas con depresión y trastornos de ansiedad

Era de madrugada cuando el autobús volcó en una autopista a 170 kilómetros de la ciudad de Guiyang, capital de la provincia montañosa de Guizhou, al suroeste de China. De las 47 personas que iban a bordo, 27 fallecieron. Es el accidente de tráfico más mortal del país asiático en lo que va del año. Una gran parte de la veintena de supervivientes fueron trasladados con heridas graves al hospital más cercano.

Este es el parte del suceso. Lo sustancial de una tragedia en la que han muerto 27 personas. Sin embargo, esta noticia cuenta con un trasfondo que va más allá porque el vehículo siniestrado no era un autobús regular que hacía su habitual ruta nocturna. Poco después del accidente, en Weibo, el hermano chino de Twitter, algunos usuarios que estaban en Guiyang desvelaron el apunte que hace a este accidente diferente a todos los demás: se trataría de un autobús de cuarentena que trasladaba a los pasajeros a un centro de aislamiento.

Algunas partes de Guizhou están confinadas por esporádicos brotes de Covid que han saltado en las últimas semanas. Han sido casi un millar de casos en toda la provincia en las últimas 48 horas. La capital, Guiyang, con seis millones de habitantes, lleva bajo un bloqueo severo desde principios de septiembre.

En Weibo rápido comenzó a correr que las 47 personas que iban en el autobús eran contactos cercanos de nuevos casos positivos a los que las autoridades locales, siguiendo la estricta política nacional de Covid cero, pretendían aislar en alguno de los varios centros de cuarentena habilitados en la región.

«Guiyang está cerrado actualmente y solo hay abierta una carretera por la noche para vehículos especiales antipandémicos que van al condado de Libo. El autobús iba con pasajeros que fueron desalojados de un edificio donde se había reportado un caso positivo. El propósito era llevarlos a otra ciudad para aislarles», cuenta en Weibo un vecino de Guiyang.

Por la red social circularon algunas fotografías del accidente que no fueron confirmadas por la policía, que solo emitió un comunicado diciendo que había 27 víctimas y que el autobús «volcó sobre su costado», aunque no dieron a conocer la causa del accidente. Algunos usuarios, aunque las autoridades no han confirmado que se tratara de un bus de cuarentena, han criticado que haya «más fallecidos por la política de prevención pandémica que por el virus».

En Guizhou, hogar de 38 millones de residentes, solo han muerto oficialmente dos personas por Covid desde que comenzara la pandemia. En toda China, la cifra de 5.226 muertos no sube desde el pasado 28 de mayo.

Las críticas se extendieron durante el domingo por los grupos de WeChat, el WhatsApp chino. Pero los censores borraron muchos de los links que llevaban a noticias donde se informaba que el autobús de los 27 muertos iba camino a un centro de aislamiento.

En septiembre de 2022, en China, que lleva con las fronteras cerradas desde marzo de 2020, hay más de 70 ciudades con más 300 millones de personas que están bajo bloqueos totales o parciales. Los nuevos positivos, sin embargo, no llegan a los 1.000 casos diarios.

El gigante asiático es la única gran economía que sigue aislada del mundo. China vuelve una y otra vez al bucle pandémico de principios de 2020. A corto plazo, no hay previsión de que eso cambie. Sobre todo, cuando el gobernante Partido Comunista Chino (PCCh) insiste en que su estrategia de tolerancia cero sigue salvando millones de vidas.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más





Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.